Pacaya Samiria Reserva Nacional

IQUITOS - PERÚ

El majestuoso lugar, refugio de gran biodiversidad y corazón de la reserva, el solo hecho de llegar hasta sus confines protegidos, se conviene en una experiencia inolvidable y en un aprendizaje que no se puede obtener más que  con la propia experiencia.


Reserva Nacional está ubicada en el departamento de Loreto, en las provincias de Loreto, Requena, Ucayali y Alto Amazonas, en la depresión Ucamara, donde se da la confluencia de los grandes ríos Ucayali y Marañón, los cuales forman sus límites naturales y donde se nace el río Amazonas. Tiene una superficie de 2 080 000 hectáreas y por su extensión es la mayor del país, la segunda de la hoya amazónica y la cuarta en Sudamérica. Su posición central en la Amazonía Peruana, así como su gran extensión, aseguran la conservación de muestras representativas de los ecosistemas del bosque húmedo tropical y propician la investigación de la flora y fauna silvestre (terrestre y acuática).

 

Esta topografía, sumada al régimen hidrológico alternado de la Amazonía de crecientes y vaciantes, crea numerosas islas, caños y cochas, entre las cuales sobresale la famosa cocha El Dorado, en la cuenca baja del Yanayacu, que es el destino turístico central de la RNPS y ejemplo exitoso de emprendimiento en turismo vivencial comunitario

 

Su objetivo principal es conservar los recursos de flora y fauna, así como la belleza escénica característica del bosque tropical húmedo. La RNPS alberga una alta diversidad biológica y una importante población humana que aprovecha de sus recursos naturales. Comprende en su interior las cuencas de los ríos Pacaya, Samiria y Yanayacu-Pucate. Aunque mayormente se trata de una planicie de selva baja aluvial e inundable, presenta algunas colinas bajas en las nacientes del Pacaya.

 

También dentro de estos cuerpos de agua, se puede apreciar una planta acuática, famosa por su tamaño, llamada "Victoria Regia" (Victoria amazonica), que flota a manera de manteles verdosos, de forma redonda y florida para recibir la luz del sol.

 

La fauna de la reserva es abundante y diversa. El número de especies de mamíferos alcanza las 132 especies, destacándose los roedores y los monos. Las 330 especies de aves registradas, de las cuales 23 son migratorias, corresponden aproximadamente al 17% del total informado para el país. Los reptiles y anfibios se estiman en más de 150 especies agrupadas en 20 familias y se tiene información de la existencia de 220 especies de peces.

 

La fauna acuática es el recurso más importante de la reserva donde destaca el paiche (Arapaima gigas) de gran tamańo y muy apreciado por la calidad de su carne. También están presentes otras especies como la charapa (Podocnemis expansa), la vaca marina (Trichechus inunguis), el bufeo colorado (Inia geoffrensis) y el bufeo negro (Sotalia fluviatilis).

 

En la reserva se protegen especies en peligro de extinción: El maquisapa negro (Ateles paniscus), el maquisapa pecho amarillo (Ateles beltzebuth), el mono choro común (Lagothrix lagotricha), el lobo de río (Pteronura brasiliensis, puma (Puma concolor), sachavaca (Tapirus terrestris), otorongo o jaguar (Panthera onca) y coto mono (Alouatta seniculus).

 

La vegetación es una de las más diversas del bosque húmedo tropical. Hasta la actualidad se han determinado 847 especies agrupadas en 118 familias, de las cuales 22 son de orquídeas. Las palmeras ocupan grandes extensiones de la reserva, siendo la especie más representativa el aguaje (Mauritia flexuosa), la que crece agrupada en formaciones conocidas como aguajales.

 

Entre las especies de árboles maderables o de importancia económica se encuentran: el cedro (cedrella odorata), la cascarilla (Cinchona officinalis), caoba (Maena Capimori) cacao (Theobroma cacao), la chuchuhuasa (Noxythece sp.), la hormiga caspi (Durdia eriophila), el huairuro (Ormosia amazonica), la lupuna (Chorisia insignis) y el machín sapote (Quararibea bicolor).

 

Los principales objetivos de la Reserva Nacional Pacaya Samiria son: conservar los ecosistemas representativos de la selva baja de la Amazonía Peruana, preservando su diversidad genética; propiciar la investigación sobre flora y fauna silvestre, tanto terrestre como acuática, asegurando su manejo adecuado, particularmente de aquellas especies amenazadas y las de uso actual y potencial e impulsar el desarrollo socioeconómico de las poblaciones aledańas, mediante la utilización racional de los recursos de flora y fauna silvestres así como fomentar el turismo local.

 

En la RNPS habitan numerosas comunidades, tanto nativas y tradicionales como de colonos relativamente recientes. Su territorio ofrece beneficios a miles de personas en la zona y en las ciudades vecinas, así como la posibilidad de realizar un turismo de primer nivel para conocer la Amazonía peruana.

 

La RNPS cuenta con cuatro salas de información en los puestos de vigilancia de Nauta Caño, Yanayacu, Samiria y Tibilo Pastococha. Además hay 19 puestos de vigilancia y 21 puestos de vigilancia comunal. Existen solo cuatro refugios legales de uso turístico en la cuenca Yanayacu-Pucate, uno es de nuestra cooperación con la comunidad Arequipa. Los circuitos fluviales de varios días en los límites de la reserva, son ofrecidos por empresas que operan en Iquitos y Lima.